FAQ Preguntas más frecuentes

Todas sus preguntas deben tener una respuesta

En la Imprenta Lobasol creemos que el asesoramiento a nuestros clientes es el primer paso para conseguir un producto de calidad. Por esta razón incluimos un apartado de “Preguntas más frecuentes” que puedan solucionar a nuestros clientes algunas de las dudas más comunes.

Descubra más sobre nosotros
¿Qué es un hendido?

El hendido consiste en marcar una huella en el pliego para facilitar su doblez o para evitar que se rasguen o casquen las fibras del papel al plegar.

El hendido es un proceso similar al del troquelado que se realiza golpe a golpe sobre la plancha. Es indispensable hendir documentos que sobrepasan de los 170 grs y lleven un posterior plegado, ya que si no se realiza el hendido las fibras del papel se rasgan o cascan y se pierde toda la calidad de la pieza diseñada e impresa. El hendido y el plegado deben de realizarse siguiendo la fibra o el grano del papel para que el acabado sea correcto. Los soportes con más gramaje muchas veces precisan de un doble hendido para que la resistencia que ejerce el plegado sea menor.

Los productos que precisan de hendidos pueden ser: dípticos, trípticos, cuatripticos, libros, revistas, carpetas, portadas, embalajes, complets…

Requisitos mínimos

  • PDF de alta calidad con 3 mm. de sangrado
  • Archivo del trabajo. (.indd, .qxp, .ai, .fh11, .cdr, .psd, etc)
  • Vínculos adjuntados: Imágenes EPS, TIFF o JPG con poca compresión en CMYK o escala de grises a 300 dpi.
  • Tipografía trazada o adjuntada No hacer montajes, las páginas de los documentos tendrán que tener el tamaño final una vez cortado el impreso.
  • Adjuntar prueba láser impresa actualizada en color.
  • En caso necesario, añadir una maqueta con el plegado, indicando qué es la portada y la contrapartida

¿Cómo puedo cumplir los requisitos mínimos de forma rápida y eficaz?

Para enviar correctamente todos los archivos y sus correspondientes adjuntos (tipografías y vínculos) utilizar siempre la opción "REUNIR PARA IMPRESIÓN", presente en todos los programas de maquetación, para evitar omisiones de fuentes o vínculos y la correspondiente demora que supone enviarlo de nuevo.

En todos los programas de maquetación profesional encontramos una opción que permite "Empaquetar" un documento, es decir, situar las imágenes y tipografías utilizados en un archivo (.indd, .qxd, .ai, .p65, .crd) en una carpeta única, de manera que no nos olvidemos ningún elemento utilizado al enviar a imprenta. Esta opción es muy útil para evitar las pérdidas de tiempo que supone la omisión de alguna imagen o tipografía al enviar los archivos a imprimir.

Suele encontrarse en el menú Archivo >

  • Empaquetar en InDesign.
  • Reunir para impresión en Freehand.
  • Preparación para servicio de filmación en Corel.
  • Recopilar para impresión en Quark.

Una vez escogida la opción aparece un asistente que guiará al usuario en la confección de la operación, sólo es necesario leer e ir marcando las opciones adecuadas, es muy intuitivo.

¿Por qué me envían un PDF de baja resolución para que verifique el trabajo otra vez?

A pesar de que usted pueda haber revisado ya su trabajo, éste aún es susceptible de cambios inesperados por los propios procesos de ripeo y control a que se verán sometidos sus archivos en la Pre-Impresión. En ocasiones puede haber corrimientos de texto por cambiar de ordenador, en otras hay aspectos que no están bien de inicio y que se deberán corregir, en definitiva, la mayor seguridad siempre nace del documento final que ya ha pasado todos los controles y es susceptible finalmente de ser llevado a impresión, por ello es necesario el PDF en baja que se le envía como muestra visual final.

¿Problemas con la tipografía?

Los problemas tipográficos más frecuentes son la omisión de acentos, símbolos de euro que no aparecen y problemas con caracteres especiales como la "ñ" o la "ç". La mayor parte de las veces es porque son fuentes que originalmente no disponían de estos elementos o letras especiales, y al ser añadidos con posterioridad no funcionan correctamente. Un buen consejo que podemos dar es no usar fuentes dudosas. Con esto no queremos decir que no se utilicen, sólo que PUEDEN dar problemas. Siempre será más seguro utilizar tipografías de contrastada fiabilidad, que en otras ocasiones hayan funcionado correctamente, antes que usar tipografías de diseño poco corriente o no del todo profesionales, que a menudo omiten acentos o símbolos propios del castellano o valenciano.

¿Problemas con las imágenes?

Las imágenes han de estar siempre en CMYK (cuatricromía), en grises o en mapa de bits, y en un formato adecuado tal como .jpg, .tif o .eps. Han de estar acopladas y con la capa Fondo únicamente (y en cursiva). Es necesario que se eliminen todos los canales Alfa. Un canal Alfa es un canal de selección, está en la paleta de Canales; en dicha paleta no debe haber nada, esto es lo que quiere decir eliminar los canales Alfa, pues consiguen que NO podamos hacer nada con esas imágenes, ni tampoco archivos PDF. Si se necesita perfilar una foto lo más seguro es utilizar los Trazados de recorte de Photoshop. Se pueden hacer transparencias de fondos utilizando imágenes con capas, pero pueden dar resultados inesperados. Utilizar fotografías a 300 dpi cuando se imprima al 100% de su tamaño. Se pueden utilizar imágenes a una menor resolución si la relación resolución-tamaño da como resultado la resolución óptima (300 dpi). Por ejemplo, una foto grande (de 3000 o 4000 px de largo) puede tener 72 dpi si se va a imprimir en un tamaño más pequeño. Tener cuidado con las ampliaciones de imágenes, no más de un 130% de aumento.

¿Problemas con el perfil de color?

Toda imagen siempre lleva asociado un perfil de color, aunque no lo sepamos o no lo hayamos provocado conscientemente nosotros. Un perfil de color simplemente es un "diccionario traductor" de color, en donde se almacena la información tonal del color en el modo que está la imagen. Cuando captamos una foto desde una cámara digital ésta asigna un perfil de color RGB a la foto, y este perfil RGB es el que más adelante ayuda a transformar la foto a CMYK para ser impresa por una imprenta. Dependiendo del perfil RGB inicial los tonos de las fotos pueden verse afectados, pues cada perfil trabaja de una manera diferente (posiblemente un perfil aplique más cantidad de color negro en las sombras, en cambio otro perfil utilice la composición de CMYK para las mismas, dando visualmente un efecto parecido, p.e.). La cuestión es que conocer este tema es un tanto complejo, y a fin de cuentas tampoco es necesario efectuar ninguna acción previamente a llevarlo a la imprenta, porque el impresor, que conoce este aspecto de las imágenes, cuando recibe los originales lo que hace es transformar todo lo que le llega a los perfiles de color con los que él trabaja y que tiene testados y comprobados con el paso del tiempo, o sea, elimina lo que hayamos podido hacer.

En impresión offset se utilizan colores en cuatricromía (CMYK o colores de proceso: cian, magenta, amarillo y negro) y colores personalizados de biblioteca Pantone (en sus diferentes clases). Otros espacios de color, tales como RGB, Lab o Indexado, no son directamente imprimibles, pues deben ser transformados siempre al espacio CMYK, por ello puede haber resultados inesperados a nivel de tonos finales en la impresión. Cuando estemos maquetando o diseñando en los programas de Pre-Impresión hemos de tener presente que en la paleta de colores sólo debemos utilitzar colores CMYK o Pantone, en función del tipo de impresión final que realizaremos. Cuando utilicemos tintas planas (Pantones) tendremos en cuenta lo siguiente: No usar un color RGB, CMYK o indexado como Tinta Plana, ya que para ser impresos como tales deben tener una correspondencia con el sistema Pantone. En cualquiera de los programas utilizados para la Pre-Impresión, la manera de comprobar que NO hay colores indebidos es ir al menú de impresión y pulsar el aspa de SEPARACIONES, en él veremos todos los colores usados, verificando de un vistazo si hay colores no deseados, o si faltan los deseados. Hay que arreglar este asunto antes de enviarlo a imprenta. Si no se consigue arreglar, hablar con el impresor, puede ser sólo un error aparente. No dejar muestras de color que no estén utilizadas en la paleta de colores de los programas. Es conveniente limpiar la paleta de colores de los colores no utilizados (algunos programas lo hacen automáticamente). Vigilar las sobreimpresiones de los colores y avisar a la imprenta cuando se utilicen, pues en ocasiones pueden tapar letras o elementos que no deseamos.

¿Qué es el sangrado?

Un documento enviado a laimprenta sólo debe contener aquellos elementos necesarios para imprimirse, cualquier elemento superfluo o innecesario puede dar lugar a error y confusión. Los objetos que sobresalgan de página deben sobresalir de 3 a 5 mm. del corte de página. No olvidar nunca añadir las sangres necesarias. Para la mayor parte de impresos dejar entre 3 y 5 mm. (siempre mejor 5 mm.) para impresos con procesos de manipulado más complicados, como libros, carteles, carpetas, troquelados....consultar con impresor.

Vigilar que ningún elemento o parte de texto quede arrán de la zona de corte. Dejar como mínimo 3 mm. de espacio al corte, es la Zona de Seguridad. No dejar que rebose texto en las cajas de texto. Puede ocultarse parte de ellos y luego imprimirse mal. Eliminar las capas o canales no usados u ocultos.

¿Cómo se la calidad de mis imágenes?

Para que una imagen sea impresa con buena calidad en impresión offset tiene que estar a 300 dpi/ppp. Sin embargo, que una imagen esté a 300 dpi/ppp, no será garantía de que sea de buena calidad.

Si nosotros realizamos una fotografía u obtenemos un escáner de alta calidad, podremos tener una imagen de 2800 px. x 4800 px. por poner un ejemplo. En el caso de una imagen hecha con cámara digital, por defecto estará a 72 dpi. Esto no significa que la imagen sea de baja calidad, tan sólo es una medida de densidad que indica que en una pulgada hay 72 píxels. Para saber qué formato máximo puede ofrecer a 300 dpi, abrimos la imagen en Photoshop, vamos a Imagen >> Tamaño de imagen y en la casilla Resolución escribimos 300, SIN NINGUNA ASPA MARCADA en la parte inferior, ver zona naranja transparente del esquema. Esto hará que los píxels de Anchura y Altura no varíen, y sólo varíe el ancho y alto del documento en mm. ya que lo que estamos variando es la densidad de píxels y al haber más densidad, el tamaño en mm se reduce. De igual manera, si cogemos una imagen de la Web de por ejemplo 600x800 px., y en Photoshop escribimos 300 en la casilla Resolución, observaremos lo pequeña que aparece. Podemos "Forzar" la resolución, Remuestreando la imagen, pero evidentemente si de origen no tiene calidad, al añadir píxels tampoco la aumentaremos.