Blog Post La resolución ideal para imprimir una imagen a buena calidad

La resolución ideal para imprimir una imagen a buena calidad
mar

11

2015

La resolución ideal para imprimir una imagen a buena calidad

¿Cuántos megapixels debe tener una imagen para poder imprimirla con calidad?

La respuesta más adecuada habla sobre la resolución, no sobre los megapíxels, así pues hablemos de qué resolución y tamaño ha de tener como mínimo para que sea vista con suficiente calidad en el tamaño deseado.

Entre los diferentes factores que influyen en la calidad de una imagen, como son el brillo, contraste, enfoque, tenemos uno fundamental que es la resolución, la cual se mide en puntos por pulgada (ppp).

Cuanto mayor sea la resolución de una imagen mayor calidad tendrá, es decir, será más real y más parecida a la imagen que vemos en nuestro ordenador. La resolución es un factor independiente del tamaño de la imagen y tanto un defecto como un exceso influyen de manera negativa su impresión, así pues,  lo que debemos hacer es adecuar la resolución de nuestra imagen.

pppLa resolución de una imagen se mide en puntos por pulgada (ppp o dpi dots per inch). Si la impresión es en pantalla, es el número de puntos (pixels) que una pantalla muestra en el espacio lineal de una pulgada. Si la impresión es en impresora sobre papel es el número de puntos individuales de tinta que una impresora puede producir en el espacio lineal de una pulgada. Un punto o pixel en pantalla no equivale a un punto de tinta de impresora, esto significa que para ver una imagen impresa con tinta con la misma resolución que en la pantalla deberá ser de menor tamaño. Muchas impresoras en color utilizan sólo 4 tintas, para conseguir mayor variedad cromática para representar un pixel necesitan entre 4 y 6 puntos de tinta cada uno de ellos de un solo color pero que en conjunto consiguen imitar el valor cromático que la pantalla del ordenador representada con un solo pixel. Para una imagen de 100 pixels de ancho se necesitaría imprimir de 400 a 600 puntos horizontalmente para reproducir con precisión la imagen.

Cuando se trabaja con una imagen cuyo resultado será una impresión es muy importante que desde el origen tenga la resolución estándar de imprenta que es de 300 ppp. Si se trabaja con una imagen de menor resolución y se amplía su resolución digitalmente, el resultado es malo y la imagen pierde definición provocando los conocidos bordes con dientes de sierra. Para conocer la resolución que debe tener una imagen habrá que conocer a qué distancia va a ser vista. La resolución es inversamente proporcional a la distancia de visión. El ojo humano es capaz de apreciar una determinada resolución dependiendo de la distancia de visionado. Cuanto mayor sea la distancia de visión, menor deberá ser la resolución ya que el ojo no será capaz de apreciar resoluciones mayores.

Conocida la resolución que necesitamos ya solo nos falta definir las medidas de largo y ancho que queremos que tenga la impresión para así poder conocer cuántos pixels por cada lado requiere la imagen de partida.

Pixels de largo = Largo(cm) * Resolución (ppp)/2,54

Pixels de ancho = Ancho(cm) * Resolución (ppp)/2,54

Al multiplicar los pixels de largo por los pixels de ancho obtendremos los megapixels que deberá tener nuestra imagen.

Deja un comentario